Posted on Leave a comment

A pesar de lo que hayan sido sus fracasos o las pecados, recuerda que tu respuesta critica desplazandolo hacia el pelo dura, o tus tacticas nunca amorosas, no son una diferente cosa que pecados.

A pesar de lo que hayan sido sus fracasos o las pecados, recuerda que tu respuesta critica desplazandolo hacia el pelo dura, o tus tacticas nunca amorosas, no son una diferente cosa que pecados.

?Lo entiendes? Independientemente sobre que especie sobre pecados o fallas el exista cometido, nunca deja de ser pecado en ti En Caso De Que respondes a las fracasos sobre modo critica, aspera o con desamor.

He visto tantas chicas pecar con las lenguas al hablar sobre los pecados de sus esposos. He observado mujeres una y otra vez derribar a las esposos. Y no es su intencion, aunque sobre hecho lo realizan, asi­ como destruyen el corazon de su casamiento con la lenguaje o con un espiritu critico o pesimista.

Alguien de otro ministerio compartio conmigo una carta que recibieron, la cual siento que seri­a apropiada repartir en este caso.

Esta ser dijo: “. . . Cuando tu dijo que nuestras palabras son como punzones, realmente me golpeo. Hubo un lapso en el que yo intentaba que de este modo lo fueran. Un punzon resulta una aparejo [dijo esta esposa], y asi eran mis terminos. De alguna manera pense que como femina yo debia encaminarse este enorme pedazo de hielo deformado, conocido como mi conyuge, y esculpirlo en una cosa mas agradable.

Asi que tomaba mi punzon y esculpia las asperezas asi­ como las imperfecciones de este monolito de hielo. [la novia usaba las terminos Con El Fin De efectuar esto]. No comprendia por que el punzon nunca estaba haciendo su empleo. Mis palabras no estaban estando escuchadas. Quizas tenia que esforzarme mas o investigar un punzon mas enorme. ?Por que este monolito no toma manera?”

Tarde o temprano algunas mujeres suelen encaminarse un soldador, asi­ como unicamente acaban con hielo derretido. Es expuesto procurar de esculpir la creacion ajena a la cual no te corresponde a ti darle forma.

Ruth Graham, la esposa sobre Billy Graham, dijo que fue un conmemoracion grandioso cuando la novia comprendio que no era su labor Canjear a su conyuge. Ella dijo, “Mi trabajo era amar a Billy, desplazandolo hacia el pelo el trabajo de Dios seri­a cambiarlo.”

Eso seri­a un buen lema de sostener en tu casamiento. Tu labor seri­a amar a tu consorte. El trabajo de Dios es cambiarlo.

?Te encuentras empleando terminos como punzones, intentando dar maneras y no ha transpirado de educar a tu esposo? Tal ocasion hasta has sacado el soldador asi­ como has socavado, desplazandolo hacia el pelo socavado, minado; reduciendolo, en determinados casos, hasta la nada.

Si te encuentras identificada con ese testimonio, igual oportunidad En seguida necesites simplemente hablar de, “Senor, perdoname. He pecado contra ti. He pecado contra mi conyuge con mis palabras, con mi espiritu critico desplazandolo hacia el pelo condenatorio—siempre tratando de cambiarlo en oportunidad de amarlo incondicionalmente y de permitirte que Tu lo cambies”.

Elisabeth Elliot, quien ha tenido una gran importancia en demasiadas de nuestras vidas, sabe mucho acerca del matrimonio. Ella ha estado casada en tres situaciones. Dios se llevo a sus dos primeros esposos por mediacii?n de la homicidio.

Ella ha escrito y no ha transpirado hablado tantas palabras sabias en el matrimonio, pero creo que esta cita en particular seri­a eficaz. La novia dijo,

“la esposa, si seri­a muy generosa, quizas permita que su esposo cumpla un 80% de estas expectativas de ella. [desplazandolo hacia el pelo conste, esto la novia lo califica igual que un buen matrimonio.] Invariablemente habra un 20% que an ella le gustaria Canjear. E insistira en eso durante todo su casamiento, sin alcanzar reducirlo gran cosa. Pudiera, en cambio, Solamente disponer gozar de el 80% asi­ como ambos seran bastante felices.”

Palabras sabias, ?no?

bbwdatefinder

Es tan comodo senalar sus fracasos, las defectos, las deficiencias. La pregunta no seri­a, “?Tiene fallas tu marido, posee defectos o deficiencias?” Naturalmente que los posee. La pregunta seri­a “?Lo vas amar a pesar de ello?”

Dejame animarte—aunque se que vosotros entienden lo cual superior que yo (aquellas que estan casadas), sin embargo seri­a bastante facil descuidar la perspectiva correcta. Permitanme animarles a nunca elaborar un gigantesco evento sobre las chicos detalles que quisieras cambiar.

Asi­ como a la vez permitanme animarles an efectuar un enorme alboroto acerca de las llamados “pequenos detalles”—que son cualidades positivas. ?Hagan la fiesta referente a eso!

No unicamente lo pienses. Digalo ?Digalo!, “Gracias, te amor desplazandolo hacia el pelo admiro por lo cual. Te propietario. Debido por escogerme”. ?Diga las palabras!

Muchisimas esposas llegan a meditar y a sentir estas palabras; No obstante nunca las dicen.

Pudieras afirmar, “Yo quisiera que mi consorte me dijera esas cosas a mi”. Dios nunca te esta llamando an acontecer responsable por tu marido. Te esta llamando a cumplir con tu culpabilidad sobre amar a tu consorte.

Mismamente que como lo hemos venido haciendo en otros programas de esta conjunto, permitanme hacerles unas cuantas cuestiones de realizarlo mas personal.

?Pasas mas tiempo pensando sobre modo critica acerca de tu esposo u orando por el novio? conozco honesta. ?Hacia en que lugar divagan tus pensamientos con mayor repeticion? ?A criticarlo? O, ?a llevarlo delante de el Senor, intercediendo a su favor? ?Que tan seguido le hablas palabras de asombro desplazandolo hacia el pelo afirmacion a tu marido?

Una femina dijo que cuando asumio el reto de motivar a su consorte, la novia se dio cuenta que si individuo tiene pensamientos de aliento en su consorte, eso la convierte en la motivadora. Sin embargo Ademi?s se dio cuenta sobre que nunca eres la alma que alienta si no ofreces las palabras de aliento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *